Tratar la fascitis plantar - Magazine 1SIE
260
post-template-default,single,single-post,postid-260,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Tratar la fascitis plantar

¿Dolor en el talón? ¿Son dolorosos sus primeros pasos en la mañana? ¿Sientes como si estuvieras caminando con una aguja afilada cada vez que te levantas? Estos síntomas son clásicos en una persona con fascitis plantar. Esta es una lesión muy común en el pie que puede tardar mucho tiempo en sanar si no se trata adecuadamente. En muchos casos, el éxito del tratamiento radica en la combinación asidua de las acciones presentadas a continuación.

El fisioterapeuta nos da algunos consejos importantes que debe seguir para volver a encaminarse rápidamente:

  • Entender la causa: Ya sea un cambio radical (no progresivo) de entrenamiento o un cambio demasiado rápido de zapatos, es importante determinar qué lo llevó a desarrollar su dolor. A continuación, tendrá que modificar este disparador.
  • Actuar con rapidez: Cuanto antes se inicie el tratamiento, mayor será la probabilidad de que se alivie efectivamente.
  • Descanso: Usted usa sus pies todos los días y esto reduce considerablemente la velocidad de su curación. Es recomendable realizar actividades como andar en bicicleta o nadar y evitar temporalmente las caminatas y correr.
  • Estiramiento de pantorrillas: Estirar las pantorrillas varias veces al día es esencial para cualquier programa de rehabilitación.
  • Realice un auto-masaje: Con una pelota, masajee el arco del pie vigorosamente debajo de su pie para relajar su fascia.
  • Fortalecer los músculos: Es esencial fortalecer varios músculos como los músculos intrínsecos del pie, los músculos tibiales anteriores y posteriores, que tienen la función de sostener dinámicamente el arco.
  • Evite caminar descalzo: Use sus zapatos en todo momento, incluso dentro de la casa, para evitar el contacto directo entre el talón y el suelo.
  • Elegir zapatos con elevación: Elegir zapatos con una elevación del tacón de al menos 1 cm. Siempre puedes conseguir tacones en la tienda.
  • Alternar entre frío y calor: Aplicar bajo el talón una alternancia de frío (hielo) y caliente (baño de pies con agua caliente).
  • Consulte con profesionales: Hable con sus profesionales de la salud, podólogo o una clínica de fisioterapia si sus síntomas no mejoran dentro de un mes después de realizar todas estas acciones para confirmar su condición.
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Zamonier | Seo Consultant